viernes, 2 de octubre de 2009

Apariencia personal

El aspecto exterior de las personas cuenta con una serie de características que en principio no son modificables (excepto por el uso de la cirugía estética), tales como la forma de la cara, la altura, la estructura corporal, etc.) Pero la mayor parte de los componentes de la apariencia personal son completamente modificables (color de pelo, maquillaje, tipo de ropa, musculatura, depilación, utilización de lentillas…) La lista de posibles cambios que hacer en la apariencia personal es interminable, y más en la época actual, que favorece este tipo de cambios.

La apariencia personal tiene un valor comunicativo muy potente ; de hecho, la primera impresión que los demás se forman de nosotros, viene determinada ella, además de por los esquemas mentales del que observa.

Las personas extraemos conclusiones observando la apariencia personal sobre aspectos tan dispares como la edad, la sexualidad, la inteligencia, el nivel sociocultural…

Cada persona utilizará el valor comunicativo de la apariencia personal según su propio criterio , siendo consciente de las posibles inferencias que los demás puedan hacer.

Pero es cierto que en ocasiones las situaciones nos pueden exigir un cambio en nuestra apariencia (pensemos en un puesto de trabajo en el que se nos exige llevar chaqueta y corbata, por ejemplo), y aquí queda la libertad de cada uno para aceptar o no ese tipo de cambios.

No debemos enfadarnos, o pensar que nos están coartando cuando nos exijan un cambio de indumentaria en un puesto de trabajo o en un determinado acontecimiento social, ya que responde sin duda a ese valor comunicativo de la apariencia personal.

 
El buscador de protocolo © 2008 Template by Exotic Mommie Illustration by Dapina